Galería

Azar y Reflexión ( basado en ejercicios de Eckart Tolle )

azar-y-reflexion” Eres uno con todo lo que es “, sombra, miedo y sufrimiento…
La pantalla de etiquetas, imágenes, juicios, se interpone entre nosotros dándonos una sensación de separación, como una ilusión a recorrer.
Estamos poseídos por nuestra mente aunque creamos lo contrario…lo salvamos mediante la observación.
Si me doy cuenta de la belleza del momento, despierto, el patrón repetitivo es una clave, la sensación de mi propia presencia, la elevación de mi frecuencia vibratoria hace que sienta mi propio físico.
Pruebo sentir el aire al respirar…deliciosa sensación, me fortalece.
Mi ego, máscara, existe y es importante en tiempo pasado y futuro, para él mi presente es un medio para un fin, mientras que mis soluciones creativas oscilan entre la mente y la quietud, dando al pensamiento un poder real.
No soy la creadora de tales conceptos, solo describo mis impresiones, las que me llegan.
La reacción del cuerpo a la mente es el reflejo de la mente en el cuerpo, la carga emocional mientras se hace fuerte se convierte en problema o síntoma físico. Ser observador, mirar es fundamental, lleva la atención al campo energético del cuerpo, enfoca hacia adentro. La brecha de ansiedad la crea nuestra mente que insiste en estar en el futuro mientras estoy aquí y ahora.
Es solo una proyección mental.
Una emoción también es la reacción del cuerpo a la mente, equivocarme, por tanto, es morir para ella y sobreviene el miedo en nosotros, que no es ni mas ni menos que el miedo a morir en sus diferentes interpretaciones.
El poder sobre los demás es debilidad disfrazada de fuerza.
Digo que si a los momentos presentes, por ejemplo al estado de lector-escritor en éste preciso instante.
Deberíamos terminar con la ilusión del tiempo porque ésto nos hace perder el hoy, tan precioso. Tenemos que interesarnos por nuestras reacciones, situación o personas que nos hacen reaccionar. Observadores silenciosos, detrás de las proyecciones mentales serenamente. Cuando la reacción se apodera nos convertimos en ella, es la mente sobreviviendo.
Si quitamos energía a la mente nos convertimos en existentes, así aumentamos también la capacidad de usarla mejor, mas enfocada, usando el tiempo del reloj de forma periférica.
Honrar el ahora, reducir la necesidad obsesiva de llegar a no se donde, que el camino sea una aventura, un milagro, sin descuidar todo lo demás.
La mente nos crea una obsesión donde el futuro o la meta sirve para escapar de un presente insatisfactorio.
El pasado se repite e nosotros por la falta de observación, por lo tanto en el único lugar donde se produce el quiebre, el cambio, el despertar es ahora.
No podemos ser libres en el futuro, si reduzco mi vida a éste instante encuentro la puerta, observar sin interpretar, tomar la foto con las formas, luz, colores, que cada cosa sea dentro y fuera de mi, de ti.
Será que los problemas son ilusiones mentales?…hacemos de ellos nuestra identidad, nuestro dolor.
Y si decidimos que ya es suficiente?…esa es la decisión ahora, que sea una respuesta intuitiva a las situaciones.
Si no vivo con alegría entonces vivo con una carga, poner mas atención a lo que hago que al resultado, sin resistencias.
sí suavizamos nuestra vida, no es algo imperativo, es algo necesario…y sobreviene la calidad y el amor, la paz, ya no dependo del futuro, ni el éxito ni el fracaso pueden cambiar mi interior, me libero del tiempo y transformo.
Si consigo que lo de adentro esté bien, lo de afuera lo será también, todo encaja en su lugar. Cuando niego el ahora, niego mi vida.
Algunos pensamientos que viene del pasado crean muchas identidades y envejecen mis días. Haz probado sentir el aire al respirar? ( frase de cabecera )
La espera es otro estado mental y a veces nos pasamos esperando para empezar a vivir y nuestra calidad de vida sufre, se pierde.
Agradezco lo que tengo, las personas cercanas, los sentimientos verdaderos y creo que todo lo que escribo son pedacitos de mi presente con desconocidos o sin ellos.
Me siento plena ahora, escribiendo, contándole a no se quien lo que pienso y mi prosperidad se manifiesta con otros ojos que leen, con otras manos que abrazan.
Algo podría ocurrir en cualquier momento y no me lo quiero perder.
Tengo que afrontar el pasado desde el presente, prestar atención a mis comportamientos, emociones, miedos, como surgen ahora, sin criticarlos, ni juzgarlos, así los disuelvo.
Me veo caminando en el presente, habitando mi propio cuerpo, soy mas que su forma, así logro sentirlo desde adentro, las imágenes viene a mi, la luz.
Mi interior no tiene límites, explota y los ” fuegos artificiales ” me vuelven a alcanzar.
Trascender mi cuerpo?…como en una gran meditación, siempre volvemos, siempre vuelvo a ello, respirar para trascenderme y explotar. Mi observación se vuelve mas lúcida, completa. La negatividad nunca me alcanza de ésta manera y atraigo nuevas circunstancias que lo reflejan. Sentir mi interior, siempre que pueda, me conecta y así la cualidad y calidad de mis acciones.
Muchas veces cuando suena el despertador nos levantamos como locos, autómatas y no nos percibimos ni a nosotros mismos. Pasamos todo un día entero fuera de nuestro cuerpo, corriendo detrás de algo, alguien, etc. Con solo un momento, al abrir los ojos por la mañana y sentir que volvemos a nuestro cuerpo luego de dormir, que tomamos consciencia de él, hacemos la diferencia.
Tomar consciencia de quietud para ser más creativos. Pensemos con todo nuestro cuerpo, respiremos luz y llevémosla a cada rincón.
Como hacemos real ésta experiencia?…la presencia del dolor emocional deja residuos, se mezcla con el pasado y se aloja en mi cuerpo y mente y ocupa espacio y cualquier cosa puede activarlo, pero si lo observo y me doy cuenta logro esfumarlo, romperlo, no lo alimento más y algo. La autodestrucción se detiene, atraparlo cuando lo detecto es vital, así decido provocarle una indigestión y l doy el mejor plato de alegría y felicidad.
Cual es mi resistencia?…el querer mantener algo que pasó, debo seguir adelante, romper el apego, el pasado nunca tiene que tener mas fuerza que el presente, soy responsable de mi misma.
Dicen por ahí que todo lo que se ve con luz, se transforma en luz, es luz.
Llevar presencia a mi soledad, pero primero estar sola, saberme así, resolver y no traspasar mis miedos al otro. Dejar de juzgarme para dejar de juzgar. Así tengo espacio para el amor. El amor es un estado de ser, no se pierde, no te deja, no depende de otro, no es externo. Ser uno es amor, crear un espacio para que entre, registrando el momento.
Dar o recibir un abrazo cuando no tenemos paz crea el espacio para que llegue el verdadero abrazo, la verdadera acción.
Registrando mi reacción no pierdo nada, creo el lugar para el abrazo y le doy un revés a la inconsciencia.
Mi finalidades ser mas consciente para poder ser feliz.
Si confundo mi proyección con la identidad del otro, juzgo, me vuelvo inconsciente. Transformar siendo presente deja espacio para la presencia amorosa y nos deja ser, expresar lo que uno siente sin culpas, escuchar al otro sin poner defensas, todo eso esta de mas.
El amor no florece sin espacio, acompaña la unidad con todo lo que es.
Cuando terminamos con el idilio con nosotros mismos las demás relaciones serán de amor. En el flujo de la vida hay éxitos y fracasos, así debe ser, así es, la famosa rueda dijera mi abuela. Hoy arriba, mañana abajo, son situaciones de vida que cambian, no tenemos que identificarnos con ello, solo navegar, disfrutar y apreciar mientras dure. No ser dependientes para que el miedo a la pérdida no aparezca, que todo fluya en su caudal.
Podés no estar enteramente feliz pero observando siempre estarás en paz. Es una locura sabotearnos. Cuando la negatividad empiece a emerger, apaguémosla. Podemos imaginarnos transparentes, agua, aire, humo, para que o sobrevenga la reacción.
Si la música de la vecina te altera, te irrita, olvídalo, porque al final cobra mas sentido la reacción que la acción primaria que tanto te disgustó…y te sirvió para algo?…no…la situación indeseable se ir´qa sola y a ti te quedará el rastro de agitación innecesaria. Dejo que los ruidos me atraviesen y sigan su curso, me vuelvo invulnerable, el otro ya no tiene el poder, lo tengo yo.
Me perdono por n0 sentir paz y le genero un espacio para que entre, al aceptar lo que es, cada momento es el mejor, no dependo  del mundo externo, no necesito apegarme a nada, todo sufrimiento es ilusorio, por lo tanto, toda curación es milagrosa.
Todos vamos a llegar a la nada, todos recorremos el camino para terminar podridos y hechos polvo en algún lugar. Todos iguales ante el final, que no lo es todo.
Morir antes de morir nos hace estar presentes y traspasar l0 físico para ser radiantes, para ser sanadores de nuestro ser. El ciclo kármico de acción y reacción se rompe, enseñamos mediante nuestro ser, mediante la irradiación de paz.
Debo rendirme para provocar un cambio, ceder mas que oponerse al flujo de la vida. No significa soportar o dejar de hacer planes o iniciar acciones, es aceptar el momento presente sin reservas, renunciar a la resistencia de lo que es. Las cosas van mal a veces, así es el camino, si lo acepto me libero, dejo de identificarme y me conecto para resolver. Limito mi atención al momento, sin ponerle etiquetas, me pongo en acción para salir de es situación. El claro en el camino es el ahora, ya lo he escrito antes. Disolver el patrón de resistencia. Quiero mejorar mi situación y lo hago planificado sin crear películas mentales, así los factores internos de resistencia se irán.
Observo el proceso del  pensamiento y destierro la negatividad. La energía espiritual no genera sufrimiento ni para mi, ni para los demás. Decidamos en forma de intuición, saquemos la infelicidad y asumamos la responsabilidad de nuestra vida. Si no acepto lo que es no acepto a las personas como son, las etiquetamos e intentamos cambiarlas y serán un medio para un fin y carecemos de importancia.
Seamos honestos con nosotros mismos, dejemos de energizar las cosas negativas y apostemos a la comunicación, como se practica en Aikido: cede para vencer, estar alerta.
Cuando no necesitas máscaras te vuelves simple y real. Cuando me transformo, todo lo hace, porque el mundo es un reflejo. El problema siempre soy yo, cualquier cosa mala que suceda podemos transformarla, observemos que ocurre, seamos alquimistas.
La paz viene de un lugar profundo, cuando realmente aprendimos de los pasos dados y vivimos ahora. Yo conozco alguien así, s inmortal, indestructible, una certeza.
Conservar nuestra atención a lo que se siente sin etiquetarlo, llevemos luz a la oscuridad, plena atención es plena aceptación.
Mientras el pasado nos de el sentido de identidad no puedo ni perdonarme, ni perdonar. La clave es ahora.
Una quietud dentro de mi, una paz, una alegría, un amor y un núcleo que soy yo en explosión.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s